10 Diferencias CLAVES Entre el Acné y la Rosácea

Muchas personas que poseen rosácea realmente en no lo saben, de hecho, la mitad de los que sufren esta condición escuchan hablar por primera vez de ella en el momento en el que son diagnosticados. Nunca se acercaron al dermatólogo y perciben los síntomas que tiene como propios de su cuerpo o que se deben a una condición totalmente distinta como es el acné vulgaris.

El acné y la rosácea pueden confundirse, desde luego, puesto que se trata de dos condiciones que a simple vista guardan muchas similitudes como, por caso, que ambas afectan la cara con granos enrojecidos.

En esta ocasión, nos detendremos en 10 diferencias fundamentales entre el acné y la rosácea que nos permitirán diferenciar ambas condiciones.

La Causa de Fondo es Distinta en el Acné y en la Rosácea

El acné es una condición que se produce por una superproducción de sebo por parte del as glándulas sebáceas. Esta producción de sebo sale a la superficie de la piel a través de los poros de la dermis. Muchas veces estos poros se encuentran sucios lo cual conduce a infecciones, en otras ocasiones se encuentran obstruidos, por lo cual, el sebo se acumula debajo de la piel y forma la típica protuberancia de los granos.acne o rosacea

La rosácea, por su parte, todavía no se sabe qué la causa. No obstante, no se trata de una superproducción de sebo por parte de la glándula sebácea. Se cree que pueden existir microorganismos involucrados como el ácaro Demodex folliculorum, la bacteria H. pylori, factores genéticos, problemas con el sistema inmunitario, etc. que causan ciertos síntomas que van desde rubor, enrojecimiento permanente, pápulas, pústulas, engrosamiento de la piel, etc.

Algunos factores desencadenan los brotes de rosácea como la humedad, la exposición al sol, el viento, algunas bebidas y comidas, el estrés, etc. Ver más factores desencadenantes aquí.

Edad en que suele Aparecer

La edad es otro aspecto a tener en cuenta para diferenciar el acné de la rosácea. El acné es una condición típica de la pubertad puesto que los cambios hormonales que propician la aparición de granos se presentan en esta etapa de la vida. La rosácea, por su parte, es habitual que se presente luego de los 30 años, más probable que sea en mujeres, aunque en hombres puede ser más virulenta.

Granos Distintos

En un caso de acné es posible encontrar muchos tipos de granos, todos ellos molestos e indeseables, pero uno nos interesa más que otros: los llamados comedones, espinillas o barritos. En la rosácea, no encontramos este tipo de granos, por lo tanto, una forma de diferenciar un cuadro de rosácea de uno de acné es si existen barritos.

Área de Mayor Concentración

En un caso de acné es posible encontrar granos en cualquier parte del cuerpo como la espalda, el pecho, incluso, la cara. Sin embargo, en la rosácea, la cara es el lugar donde se producen los síntomas. Específicamente, en la zona ‘T’: frente, nariz y barbilla, pero también se presenta en mejillas, orejas, ojos, incluso el cuello.

Enrojecimiento de la Piel

Aunque los granos del acné pueden ser más o menos rojos, el enrojecimiento, la sonrojez, el rubor, no son una característica del acné en la pubertad. La rosácea es una condición que se caracteriza por presentar episodios de enrojecimiento transitorio (flushing) o permanentes.

Telangiectasias

Otro rasgo que puede servirnos para diferenciar el acné de la rosácea es la presencia de telangiectasias ¿Qué son las telangiectasias? Se trata de pequeños vasos sanguíneos dilatados en la cara que a menudo también reciben el nombre de arañas vasculares. Son muy habituales en la rosácea junto con el enrojecimiento. El acné, por su parte, no presenta esta clase de síntoma.

Sensibilidad a Factores Desencadenantes

Las personas con rosácea se caracterizan por poseer una especial sensibilidad a ciertos factores como el calor, la humedad, comidas picantes, bebidas alcohólicas, episodios de estrés, entre otros. Las personas con acné no poseen estas sensibilidades tan marcadamente, aunque no se descarta que algunos alimentos pueden causar malestares digestivos y consecuentemente, la aparición de más granos.

gatillos de rosacea

Reduciendo los factores desencadenantes podremos prevenir los brotes de rosácea.

Rinofima, engrosamiento de la piel y otros rasgos

Las personas que sufren de rosácea durante mucho tiempo o que avanza con agresividad pueden experimentar engrosamiento de la piel, nariz bulbosa, rosácea ocular. El acné no posee estos síntomas.

Medicamentos 

Los tratamientos para ambas condiciones pueden consistir en administrar antibióticos, sin embargo, en el caso de la rosácea, al tratarse de una sensibilidad mucho mayor, se debe tener especial cuidado con algunos productos que para el acné podría ser útiles como el peróxido de benzoilo, retinoides, etc.

La brimonidina, la ivermectina o el mismo metronidazol que es uno de los medicamentos más empleados para la rosácea, no tienen ningún efecto en la rosácea.

Piel Seca vs. Piel Grasa

Algunos productos para la piel pueden ser útiles para aliviar los síntomas en cualquiera de las dos condiciones. Las personas que poseen acné normalmente tienen la piel grasa y requieren emplear productos para quitar el exceso de sebo, lo cual se logra con un jabón suave y lavando 2 o 3 veces la cara al día. Por el contrario, las personas con rosácea deben evitar los productos agresivos, destinados a quitar el exceso de humectación de la piel puesto que podrían resecar aún más la dermis, causar irritación e inflamación.

Conclusión

Estos son 10 diferencias básicas entre la rosácea y el acné común que pueden ayudarte a ponerle nombre a tu condición. No son los únicos, desde luego, pero sí son bastante claros como para detectarlos sin conocimientos médicos. La última sugerencia es que visites a tu dermatólogo de confianza, en especial si estás enfrentando un episodio de rosácea o acné severo para comenzar a tratar cuanto antes.

Si quieres más detalles de cómo curar la enfermedad rosácea, te recomiendo que leas el libro pdf “Adiós Rosácea” de Carmen Romero. Allí encontrarás la explicación de cómo Carmen Romero logró curar su rosácea en menos de 60 días y no volvió a sufrir más por esta enfermedad.Adios a la rosacéa

Para conocer más detalles sobre el libro pdf Adiós Rosácea sigue este enlace. <<< 

Si este artículo te resultó útil, no olvides compartirlo en las redes sociales, Me Gusta, Comparte, Google + o Twitter, de esa forma ayudas a la página a que sea más conocida. Muchas gracias!

Suerte!

Otros artículos de interés

Acerca de Sonia Contreras

Soy Sonia contreras. Actualmente recuperada de la rosácea. En este sitio quiero que informar sobre los tratamientos, remedios caseros, síntomas, causas y demás datos sobre esta condición de la piel.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Si tienes una duda, un comentario o sugerencia, déjala aquí abajo y tan pronto como la vea, trataré de responderla.