Eritematotelangiectásica: la más básica de las rosáceas

La rosácea puede causar mucha incomodidad y vergüenza en los pacientes, además de un problema de salud, es sobre todo un problema estético. Los brotes de esta condición suelen presentar síntomas desagradables como pústulas, pápulas, telangiectasias, eritemas, etc. que incomoda a cualquier paciente.

Si te encuentras leyendo estas líneas es porque ya estás familiarizado con el término rosácea, sus síntomas y sus tratamientos. Sin embargo, te interesará conocer acerca de las características de uno de los tipos de rosácea más habituales: la rosácea Eritematotelangiectásica.

rosácea Eritematotelangiectásica
La rosácea se intensifica con factores desencadenantes como el alcohol, el calor, las comidas picantes, los episodios emocionales intensos, etc.

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad crónica (y muchas veces progresiva), cuya principal característica es el enrojecimiento. La mayoría de las ocasiones, la piel afectada sólo es la del rostro, pero también pueden verse involucrados los ojos, cuello, orejas, incluso, el pecho.

La rosácea afecta aproximadamente 1 de cada 10 personas, siendo los más afectados las personas mayores y las personas de raza indoeuropea. Las mujeres son las más atacadas por la rosácea, aunque en los hombres es más común encontrar casos más radicales como rinofima.

En la mayoría de los cuadros de rosácea, el único signo detectado es el eritema en el rostro (enrojecimiento).

Estadios de la rosácea

De acuerdo a los signos observados en el progreso de la rosácea se puede realizar una división en cuatro estadios que se suceden unos a otros.

  1. Flushing o rubor facial transitorio (sofocación),
  2. Eritema (eritrosis)
  3. Telangiectasias, pápulas y pústulas,
  4. Rinofima.

No obstante, aunque esta división nos permite una más sencilla identificación, cabe mencionar que no suele presentarse siempre en este orden y con todas las características. Comúnmente, se identifican episodios de rubor fácil transitorio, telangiectasias y espinillas, pero no se advierte pústulas, pápulas o rinofima. La rinofima, recordemos, es una hipertrofia de las glándulas sebáceas de la nariz.

rosácea Eritemato telangiectásica
La Rosácea Eritematotelangiectásica se presenta básicamente como un enrojecimiento transitorio. La papulopustular es similar al acné vulgar, pero con causas diferentes. La rosácea fimatosa se identifica comúnmente con la rinofima. La rosácea ocular, es la que se presenta en los ojos.

Tipos de rosácea

De acuerdo a las características, ahora sí mencionaremos los cuatro tipos de rosácea. Existen otras clasificaciones de la rosácea, incluso algunas denominaciones de uso frecuente que no están reconocidas oficialmente por las academias de medicina en la clasificación actual de los tipos de rosácea, por ejemplo rosácea granulomatosa, rosácea fulminante.

  1. Rosácea eritematotelangiectásica
  2. Rosácea papulopustular
  3. Rosácea fimatosa
  4. Rosácea ocular

Rosácea eritematotelangiectásica

La rosácea eritematotelangiectásica tiene como principal característica los episodios de enrojecimiento transitorio. Estas sofocaciones pueden llegar a durar hasta 15 minutos como máximo, siendo lo más habitual, aprox. 10 minutos.

Los episodios de sofocación o enrojecimiento son impulsados por algunos factores desencadenantes como los cambios de temperatura (calor), emociones (estrés, angustia, ansiedad), consumo de ciertos alimentos (picantes, comidas abundantes, frituras), bebidas (alcohol), menstruación, ciertos medicamentos, etc.

  • Al repetirse a menudo estos episodios transitorios de enrojecimiento comienza a gestarse un enrojecimiento permanente, o eritema permanente. Este enrojecimiento se presenta en la parte del centro del rostro y en ocasiones abarca parte de las orejas, el pecho y el cuello.

    alcohol rosácea
    Los desencadenantes no son las causas de la rosácea, pero sí pueden agudizar y profundizar esta condición.
  • Aunque no sea indispensable para el diagnóstico de la rosácea eritematotelangiectásica, también se puede presentar:
  • Telangiectasias que son pequeños vasos sanguíneos dilatados (como si fueran arañitas vasculares pero en el rostro);
  • Edemas que también se ubican en la parte central de la cara;
  • En este tipo de rosácea se percibe una sensación de picazón constante (prurito) y de ardor o quemazón. Cuando la rosácea se presenta en esta fase comienzan también a percibirse los problemas con la mayoría de los factores desencadenantes (alcohol, calor, picantes, uso de aplicaciones cosméticas, etc.).

Rosácea papulopustular

En la rosácea papulopustulosa existe en mayor o menor medida, la presencia de pápulas o pústulas tanto en el centro de la cara en la zona de la nariz, de los ojos, de la boca y de las orejas. Este tipo de rosácea se puede confundir a menudo con el acné vulgar, pero a diferencia de éste, no presenta espinillas.

Rosácea fimatosa

La rosácea fimatosa es muy habitual que surja en los hombres, presentando un notable engrosamiento de la piel, nódulos, pápulas, presencia de seborrea, hipertrofia de las glándulas sebáceas en la nariz, dilatación de los orificios foliculares, obstrucciones de sebo en los folículos pilosos, telangiectasias faciales.

Es lo que se conoce habitualmente como rinofima, aunque cabría aclarar que la rosácea fimatosa también se puede desarrollar en el mentón, los ojos, las orejas, la frente.

Rosácea ocular

La rosácea ocular, como su nombre lo indica, se presenta en los ojos. Puede darse también con lesiones en la piel del rostro. Es más habitual de lo que se cree ya que afecta a más del 50% de las personas con rosácea.

Los síntomas más básicos de la rosácea ocular son irritación, inflamación de los párpados, picor y ardor de los ojos, sensación de arena dentro de los ojos.

eritematotelangiectásica rosacea
Los cuatro tipos de rosácea. No se incluyen los tipos de uso corriente.

Tratamiento de la rosácea Eritematotelangiectásica

Los tratamientos que reciba la rosácea están sujetos a los criterios del dermatólogo, es decir, es él quien debe recetar los medicamentos y brindar una guía diaria para evitar los brotes. Recuerda que siempre puedes hacer varias consultas a diferentes dermatólogos si la opinión de uno de ellos no te parece acertada.

Medicamentos

También se puede hacer uso de algunas otras herramientas de alta tecnología para reducir los síntomas más evidentes:

Lo adecuado sería avanzar con ambos tratamientos, es decir, por un lado utilizar los medicamentos que atacan las causas de la rosácea y por el otro, emplear algún tratamiento como la IPL o el PDL para reducir las marcas visibles de la rosácea como las telangiectasias.

Evitar factores desencadenantes

Paralelamente, se deben tomar ciertas medidas para evitar los factores que pudieran iniciar un brote de rosácea o recrudecer el existente.

  • Evitar alimentos picantes
  • Comidas calientes,
  • Alcohol,
  • Reducir el estrés, la angustia, la depresión, etc.
  • Evitar el calor excesivo, al igual que el frío,
  • No utilizar productos agresivos sobre el rostro,
  • Usar bloqueador solar,
  • Los limpiadores faciales deben ser especiales para personas con rosácea,
  • En caso de inflamación, se pueden usar compresas frías de infusiones de té verde, malva, manzanilla sobre la cara;
  • Usar cremas para pieles con rosácea si poses resequedad de la piel;
  • Evitar productos que pudieran ocasionar brotes como menta, mentol, eucalipto, etc.

Ampliar información sobre Factores desencadenantes de la rosácea <<<

Conclusión

La rosácea es una enfermedad que causa mucha incomodidad en las personas que la poseen. Los episodios de enrojecimiento transitorio deben ser una sirena de alarma para alertar sobre posibles episodios más complejos de esta condición. Si eres una persona que se encuentra con rosácea Eritematotelangiectásica no dejes transcurrir más el tiempo y visita u dermatólogo para comenzar con el tratamiento cuanto antes. No dejes avanzar más a la rosácea!adios rosacea libro pdf

En ese sentido, te recomiendo que leas sobre el tratamiento que emplee yo para quitar mi rosácea de forma fácil y natural <<< AQUÍ EL ENLACE <<<

Si este artículo te resultó útil, no olvides compartirlo en las redes sociales, Me Gusta, Comparte, Google + o Twitter, de esa forma ayudas a la página a que sea más conocida. Muchas gracias!

Suerte!!

Otros artículos de interés:

2 comentarios en “Eritematotelangiectásica: la más básica de las rosáceas

  1. Hola, me llamo Carmen y me dirijo hacia usted para conocer su libro de rosácea ya que padezco está enfermedad crónica desde ase unos 3 años. Aunque estoi con dermatologo las cremas me ayudan a controlar de alguna manera mi día a día, aunque con mucho sacrificio!! Y mi estilo de vida trato de que sea lo más bueno, aunque los viajes que realizó en bus frecuentemente me hacen muy mal y al día siguiente es horrible ver mis ojos con ardor etc, usted me entenderá!!! Espero su respuesta con muchas ansias..

Si tienes una duda, un comentario o sugerencia, déjala aquí abajo y tan pronto como la vea, trataré de responderla.