La poco Frecuente, pero Agresiva Rosácea Fulminans (Pioderma Facial)

La rosácea fulminans, también denominada como Pioderma Facial, es una variante rara y muy poco usual de rosácea. Aunque la mayoría de los síntomas son similares a la de los otros tipos de rosácea, también posee características que le son totalmente propias.

La mayoría de los casos, la rosácea se presenta inicialmente con episodios de rubor transitorio que al cabo de un tiempo se vuelven permanentes. Sin embargo, en algunos casos, la rosácea puede ser diferente y presentarse de una manera abrupta. Este es el caso de la rosácea fulminans.

Tipos de Rosácea

Recordemos que la rosácea es una condición que posee ciertas características como enrojecimiento del rostro, eritemas, engrosamiento de la piel, en entre otros. A su vez, de acuerdo a estas características, la rosácea se divide en 4 subtipos habituales:

Y otros subtipos menos comunes, los cuales no suelen estar incluidos en las clasificaciones oficiales.

  • Rosácea fulminans.
  • Rosácea granulomatosa o lupoide.
  • Dermatitis perioral.
  • Rosácea por gram negativos.
  • Edema persistente de la rosácea.
  • Rosácea conglobata.
  • Rosácea por halógenos.
  • Rosácea esteroidea.
  • Fimas (la cual se divide en 4 tipos).
  • Enrojecimiento persistente y edema de la mitad superior de la cara se llama ‘enfermedad Morbihan’.

Rosácea Fulminans (Pioderma Facial)

La rosácea fulminans es lo que muchas veces encontramos con el nombre de Pioderma facial, o dicho de otra forma, la pioderma facial en realidad es un subtipo de rosácea. Se trata de una variante bastante rara, que posiblemente no se sepa diagnosticar adecuadamente o su diagnóstico se confunda con el del acné, por ejemplo, al cual se parece mucho. Es casi exclusiva de las mujeres luego de la pubertad, en algunos casos se puede encontrar algún trauma emocional.

Su causa todavía sigue siendo desconocida, al igual que la mayoría de los subtipos de rosácea. Algunas corrientes de investigación sostienen que se trata de una variante severa de rosácea conglobata, pero todavía se requieren estudios para confirmar esta suposición. No obstante, se han considerado factores hormonales, inmunológicos y vasculares.

En algunos estudios se observó alguna clase de relación con ciertos fármacos o con enfermedad inflamatoria crónica intestinal.

Se caracteriza por la aparición repentina de pápulas, pústulas, senos confluentes drenantes y nódulos coalescentes, que aparecen principalmente en la parte central de la cara, en la barbilla, la frente y/o las mejillas. La cara se encuentra mucho más enrojecida que en una rosácea habitual, e inflamada. Además, también se percibe una notoria seborrea que en muchos casos precede a la enfermedad. No suele haber afección de os ojos. Como en otras rosáceas, tampoco comedones.

Tratamiento Tópico

En ningún caso se debería utilizar esteroides (corticoides) para tratar la rosácea, ni orales ni tópicos. No obstante, se suele hacer una excepción para la tratar la rosácea fulminans y algunos casos severos de rosácea ocular.

Los corticosteroides como el propionato de clobetasol son útiles para reducir la inflamación, pero sólo se utilizan en cortos períodos de tiempo.

Tratamiento Sistémico

En el tratamiento sistémico se suele emplear isotretinoína y corticosteroides orales como prednisona.

Otros Tratamientos

En algunas situaciones puntuales, como los trayectos fistulosos, se pueden emplear las inyecciones intralesionales de corticosteroides como acetónido de triamcinolona, sino se requiere la extirpación completa.

Advertencias

  • Bajo ningún concepto te automediques. La automedicación conduce a efectos secundarios no deseados.
  • Si estás embarazada o sospechas estarlo comunícaselo a tu médico de inmediato.
  • Emplea un método de prevención de embarazo puesto que los medicamentos usados para la rosácea tiene un efecto teratogénico (afectan al bebé).
  • La isotretinoína podría empeorar la rosácea ocular.
  • Realizar los seguimientos adecuados durante el tratamiento con estas drogas puesto que podrían generarse inconvenientes de salud.
  • No emplear corticoides por períodos de tiempo muy extensos. Los corticoides empleados por mucho tiempo pueden acarreas serios problemas al organismo, incluyendo la Rosácea esteroidea.
  • Se debe realizar un correcto diagnóstico diferencial de acné fulminans, acné conglobata y reacciones adversas en la piel por bromo y yodo.

Conclusión

Aunque la rosácea fulminans es un subtipo de rosácea rara, lo especialistas creen que esto se debe a que se diagnóstica erróneamente. Aunque no abunden los casos, en la actualidad se disponen de métodos para tratarla. Algunos de ellos son muy fuertes y requieren su uso con prudencia. Pero, por fortuna, luego de acabado el tratamiento, no se conocen casi casos de que la rosácea fulminans se repita.

adios rosacea libro pdf

Por último, si te interesa un tratamiento natural para la rosácea, te invito a que leas el artículo sobre mi situación particular con esta enfermedad <<< AQUÍ.

Si este artículo te resultó útil, no olvides compartirlo en las redes sociales, Me Gusta, Comparte, Google + o Twitter, de esa forma ayudas a la página a que sea más conocida. Muchas gracias!

Suerte!

Otros artículos de interés
  1. Famosos con Rosácea (parte 2)
  2. Sulfacetamida Sódica para la Rosácea
  3. Minociclina Para La Rosácea
  4. Aceite De Alcanfor Para Tratar La Rosácea: Antimicrobiano Natural
  5. Tratamiento Con Láser Para La Rosácea Facial
  6. Qué Es La Rosácea En La Cara? ¿Quién Puede Tenerla? Tipos
  7. Curar La Rosácea Con Aceite De Árbol De Té: Remedio Casero Antiséptico
  8. Tratamiento Para La Rosácea Con Té Verde: Alivio Para La Piel Rosácea
  9. Tratamiento IPL o PDL Rosácea. Cómo Tratar La Rosácea Con Láser
  10. Rosácea En La Cara: Desencadenantes, Tratamientos, Remedios Caseros
Fuentes de información

Si tienes una duda, un comentario o sugerencia, déjala aquí abajo y tan pronto como la vea, trataré de responderla.