Rosácea Facial: Consideraciones Generales

La rosácea facial es una condición que afecta un buen número de personas alrededor del mundo. En algunos países del norte de Europa como Gran Bretaña, Irlanda, Suecia, Finlandia y otros países de ascendencia europea septentrional se la denomina “la maldición de los celtas” debido al gran número de personas a las que afecta, alcanzando hasta un 10% de la población.

En otros países con etnias más variadas el porcentaje disminuye a menos de un 4% de la población.

Si bien las causas de esta condición todavía no están del todo claras, los síntomas son claros y visibles. El enrojecimiento facial, en especial en la zona ‘T’ (frente, nariz, ojos, quijada, mejillas), es el signo más habitual de la rosácea.

Esta condición afecta a personas de cualquier edad, no obstante, se suele presentar con más frecuencia en individuos de 33 a 50 años. En segundo término, se la encuentra con frecuencia en individuos de 20 a 60 años.

La relación de prevalencia entre hombre y mujeres es de 1:3, es decir, de cada 3 mujeres con esta condición, sólo 1 hombre también la padecerá. No obstante, en los hombres se presentan los casos más agresivos de rosácea como la Rosácea Papulopustular y rinofima. En las mujeres es común que se vean afectadas durante la menopausia.

Causas de la Rosácea

Las causas de la rosácea todavía se desconocen con certeza. No obstante, muchas investigaciones se han detenido en el análisis de ciertas bacterias en el interior del sistema digestivo de los ácaros Demodex que se encuentran presentes en los folículos pilosos de la cara. Sigue leyendo…